lunes, 5 de abril de 2010

El Grupo Coral Cultura


El primer Ateneo Popular que hubo en Santander (1910-1916) reunió a unos cuantos hombres aficionados al canto, en aquella época había varias agrupaciones corales en la ciudad (fue el noveno que se creó desde 1879). Una característica especial de éste es que contó con permiso de la autoridad municipal para cantar a "cualquier hora del día o de la noche".
Pero el hecho que lo distingue de aquellos que le precedieron y de muchos de los que aparecieron más tarde, es que entre sus filas estaba quien habría de ser su cronista, Eulalio Ferrer padre, que en 1930 publicó en El Cantábrico tres artículos en los que narraba la historia del orfeón Cultura.
Años después José Ramón Saiz Viadero hizo una edición especial y única de aquellos artículos, que obsequió al hijo del autor en Méjico.