lunes, 5 de diciembre de 2011

Muelle de Albareda


Sucede una vez más en la ciudad lo que viene ocurriendo desde hace siglos, el poder político se mece al viento del poder económico y se pliega hasta bajuras indescriptibles.
Al parecer unos orates pretenden dejar en paz el muelle de Albareda, pero los que así opinan son unos conservadores irreductibles que no quieren el progreso de la ciudad. De modo que los medios de prensa se ponen al servicio del poder político/económico y se vuelcan en tapar cada noticia de desacuerdo con sesudas entrevistas a los políticos, vistosos reportajes imaginarios o noticias de colectivos serviles.
En las páginas de opinión de hoy (5/12/2011) de El Diario (cada vez menos) Montañés aparece un artículo de opinión del arquitecto Fernando Lucas Rodríguez-González que recomiendo.