lunes, 22 de febrero de 2010

Educación

Este personaje, aunque cueste creerlo, no sólo sabe hacer "peinetas", ha sido presidente de mi país, España.
El gesto lo único que demuestra es que es un impresentable. Pero hay cosas que en la fotografía no pueden verse, como por ejemplo que es uno de los tres indeseables que enviaron a la muerte a miles de compatriotas (entre los que naturalmente no se encontraba ninguno de sus familiares directos) excusándose en unas mentiras increíbles.
Además, durante su etapa de presidente, en aras del liberalismo económico, privatizó la mayor parte de las empresas públicas o semipúblicas que había en España, y las repartió entre los personajes de su círculo más íntimo, cuyos nombres no voy a dar, pero que pueden ustedes buscar en las páginas de las revistas que tratan asuntos de camas, cuernos y similares.
Como diría un amigo mío jiennense, "er nota" procede de una familia en la que dos generaciones de fascistas se dedicaron a manipular la historia y los medios de información, al servicio del Gran Dictador.
Pero el motivo principal de traerlo a este espacio es mostrar lo que un alumno del Ateneo Popular de Santander no habría hecho jamás: exhibir públicamente que puede ser un impresentable. La educación, cuando se tiene, (y no hay que olvidar que fue lo que el Ateneo Popular proporcionó a una multitud de santanderinos) sitúa a la persona por encima del animal.

2 comentarios:

Julián dijo...

Yo no mentaría a este tipejo ni para meterme con él, es que me molesta ver su cara, estropea la página.

Ateneo Popular de Santander dijo...

Te comprendo, es más, creo que mi opinión sobre él ha quedado clara y por eso mismo en cuanto vi la foto decidí que quería conservarla.
Aunque a los Aznar no les importe un comino, lo cierto es que retrata al salva-patrias.
De todos modos las próximas entradas aportarán un tono más distendido a la pantalla.