lunes, 17 de mayo de 2010

Por el exilio republicano


Se ha escrito y hablado mucho sobre las consecuencias para la cultura española que tuvo el triunfo de los golpistas en 1939 (triunfo que al parecer se renueva constantemente en un país que no es capaz de hacer cumplir la Ley de Memoria Histórica), sin embargo, en Cantabria se ha visto poco, dada la persistente insistencia de la universidad local en no abordar en serio y de manera científica una cuestión tan grave como es el periodo de la guerra y sus consecuencias (explicado, parece ser, en la respuesta de la profesora María Ángeles Barrio a mi interpelación durante la presentación del libro La nueve, de Evelyn Mesquida).
Todas las excepciones a ese olvido han partido desde fuera de la Universidad de Cantabria, así que he decidido unir esta bitácora a la lista de medios activos en ese afán.

2 comentarios:

Julián dijo...

¿Qué te comentó Ángeles?

Personalmente, no creo que la UC haya apostado por obviar el tema ni nada por el estilo. Sencillamente, los intereses y líneas de investigación de los profesores de Contemporánea iban por otros derroteros, pero me consta que han promovido la realización de tesinas y tesis sobre la II República, la Guerra Civil y la Dictadura, que no siempre han llegado a buen término (aparte de una tesina magnífica sin publicar como es la de Mª Eugenia Villanueva).

Además la editorial de la UC ha publicado varios libros relacionados con estos temas, entre ellos -en la colección de la Asamblea Regional- el de Consuelo Soldevilla, que es la principal obra sobre el exilio republicano de la región. Y se espera en breve la defensa de otra tesis doctoral relacionada con el exilio.

En resumen, creo que a pesar de no haber impulsado una línea de investigación fuerte sobre el tema, sí se ha procurado desde la universidad atenderlo.

Ateneo Popular de Santander dijo...

Voy a tener que responderte por partes:
. La respuesta, de manera muy resumida, fue que en cuanto se creara un instituto para el estudio de esa etapa de nuestra historia, similar al que hay sobre prehistoria, al menos en cuanto a dotación económica, estarían encantados de hacerlo.
. Es obvio que desde la UC se han dado algunos pasos: Consuelo, María Eugenia, Miguel Ángel Solla o tu mismo sois unos mágníficos ejemplos de ello. Magníficos, pero excepcionales. Y me da la impresión que vuestros trabajos han sido más cuestiones personales de intereses que efectos del impulso del departamento. Además tendrás que reconocer que desde fuera de la UC se ha hecho más, cuando son precisamente esos profesores los que defienden la exclusividad de los estudios de historia para ellos, los autodenominados "profesionales de la historia".
. Por supuesto que el trabajo de Consuelo es la principal obra sobre el exilio, lo es por propios méritos, pero tampoco hay más trabajos sobre el tema. Me alegra lo que dices de la nueva tesis doctoral, la espero con impaciencia.

También yo quiero resumir, la UC ha hecho algo, pero no ha pasado de apoyar algunos trabajos personales. Como ejemplo la no-nata colección que pretendía hacer Andrés Hoyo, cuando estaba en el Servicio de Publicaciones, sobre memeorias de exiliados, pasó al olvido en cuanto dejó el cargo. Y conste que hay algunas muy interesantes.